II Convenio Postal con Francia

Escrito por Francisco José Morro Marti.

 

Junto a otros puntos y dentro del II Convenio Postal firmado con Francia el 5 de agosto de 1859 en el Real Sitio de San Ildefonso (Segovia) por Don Saturnino Calderón Collantes, a las horas Ministro del Estado Español, y el Embajador de Francia Sr. Adolphe Barrot, se acordó que la tarifa para el envío a ese país de una carta de un porte, porte sencillo, con un peso de hasta 4 adarmes, sería de 12 cuartos.

Rápidamente se dio Orden a la Fabrica de la Moneda para la preparación de un sello con este valor de 12 cuartos, facial que había desaparecido desde la emisión de 1853, y se cogió el cuño del sello de 4 cuartos emitido en 1856, se le cambió el cajetín de la tarifa modificándolo con este nuevo valor y se escogió el color naranja para el sello. El problema fue que al final la entrada en vigor se demoró y este sello se quedó dentro de los no emitidos (Edifil no emitido nº 1), pero bueno, esto ya es parte de otra historia.

Así pues, no fue hasta el 1 de febrero de 1860 cuando entró en vigor este II Convenio y para ello ya se utilizó un nuevo sello de 12 cuartos que se tenía previsto dentro de las nuevas emisiones para ese mismo año y que coincidió también en su primer día de uso con el 1 de febrero.

A continuación, podemos ver una pieza circulada precisamente ese día 1 de febrero de 1860, fecha de la entrada en vigor de este Segundo Convenio con Francia y primer día de uso del sello de 12 cuartos emitido ese mismo año con la efigie de Isabel II y que es parte de mi colección particular.

 

 

Frontal de carta circulada el 1 de febrero de 1860 con salida Gerona y destino Perpiñán (Francia). Franqueo sello 12 cuartos Isabel II emisión de 1860 cancelado con matasellos rueda de carreta nº 26 de la Administración de II Clase de Gerona, fechador salida tipo II 1857 de Gerona, fechador fronterizo francés de Le Perthus, marca francesa “5 c” (5 céntimos de franco) y marca PD (portes pagados).

 

Vuestros comentarios y opiniones pinchando aquí.

 

La importancia del estudio de una carta.

Escrito por Rubén Gil Almansa.

A veces te llevas sorpresas sin quererlo. Pienso, que quienes se dedican a la Historia Postal o la trabajan les habrá pasado lo mismo.

Hace poco compré un sobre con una censura postal de Bilbao. La censura en si no tiene ningún aliciente ni novedad, se puede destacar la buena impronta que tiene, pero poco más.