Me acuerdo de cuando hice esta postal, el asunto tiene su miga. Mi pretensión era conmemorar el quinto aniversario del postalfree, estábamos en el año 2010 y para conmemorarlo me puse en contacto con los antiguos miembros y conseguí todos los nombres, incluso más, ya que, hay uno en la postal (JC) que no existe en el Ágora ni en Afinet, ¿Cómo pudo ser? Recuerdo los mensajes con el amigo Setobo (D.P.), en los que comentábamos el listado de miembros. En una ida y venida de email apareció el famoso JC que nunca he sabido a ciencia cierta quien lo puso. Siempre he pensado que fue un quiebro que Sebastiá quiso hacer a alguien.

 

 

Pero ahí no queda la cosa, yo le iba enviando a Sebastiá los diferentes bocetos de posibles postales y como no le gustaban o le parecían muy sosos, los cambiábamos continuamente, al final quedo como la foto, la idea del fondo azul, yo creo que acertada, es suya. El caso es que tardamos tanto que al final el aniversario lo celebramos al año siguiente, es decir,  que era el 6º aniversario, pero como ya estaba todo preparado se quedó como estaba. Y celebramos el quinto aniversario en el sexto año. 

En este aniversario se conmemoraba el éxito rotundo de nuestro postalfree y algunos de nosotros mandamos a todos los antiguos miembros postales conmemorando el evento, recuerdo una postal de Iris del hotel Ágora, otra de Matrix con su famosa serie Olímpica y Liame con un poema de Cervantes, Arafuen(D.P.), Mendoza (D.P.) y Baumar con sendos envíos a todo el listado (eran casi 50). Estoy seguro de que todos ellos las guardan entren o no en el Ágora. 

El espíritu que se intentaba transmitir era citándome a mí mismo:  No regalamos solo una postal con un sello, sino que hacemos una dedicatoria y expresamos una señal de cariño, en resumidas cuentas, nos molestamos en intentar que otra persona a la que en muchos casos no hemos visto nunca, se sienta bien. Este es el espíritu del postalfree. O al menos el que hace que yo mande una postal todos los meses. 

El recuerdo perdura, en mi caso muchas de ellas forman parte de mi colección/diario de mi vida en cartas.

 

En el 2020 se celebra el 15º aniversario….

 

Vuestros comentarios y opiniones pinchando aquí.

 

 

Quiero romper una lanza a favor de Correos y como prueba muestro la imagen de la carta mandada a Huelva con motivo del mailing que se hizo para las subastas solidarias.

Como veréis se trata de una carta de carácter filatélico pero lo curioso es que sin estar certificada ha llegado devuelta después de unos meses, tiene las marcas de indexación de ida y vuelta y en el reverso el informe de la unidad de reparto con la firma del funcionario de turno, es decir está perfectamente informada y ha pasado por todas las fases. Esto simplemente quiere decir que el correo tradicional sigue funcionando.

 

 

 

Junto a otros puntos y dentro del II Convenio Postal firmado con Francia el 5 de agosto de 1859 en el Real Sitio de San Ildefonso (Segovia) por Don Saturnino Calderón Collantes, a las horas Ministro del Estado Español, y el Embajador de Francia Sr. Adolphe Barrot, se acordó que la tarifa para el envío a ese país de una carta de un porte, porte sencillo, con un peso de hasta 4 adarmes, sería de 12 cuartos.

Rápidamente se dio Orden a la Fabrica de la Moneda para la preparación de un sello con este valor de 12 cuartos, facial que había desaparecido desde la emisión de 1853, y se cogió el cuño del sello de 4 cuartos emitido en 1856, se le cambió el cajetín de la tarifa modificándolo con este nuevo valor y se escogió el color naranja para el sello. El problema fue que al final la entrada en vigor se demoró y este sello se quedó dentro de los no emitidos (Edifil no emitido nº 1), pero bueno, esto ya es parte de otra historia.

Así pues, no fue hasta el 1 de febrero de 1860 cuando entró en vigor este II Convenio y para ello ya se utilizó un nuevo sello de 12 cuartos que se tenía previsto dentro de las nuevas emisiones para ese mismo año y que coincidió también en su primer día de uso con el 1 de febrero.

A continuación, podemos ver una pieza circulada precisamente ese día 1 de febrero de 1860, fecha de la entrada en vigor de este Segundo Convenio con Francia y primer día de uso del sello de 12 cuartos emitido ese mismo año con la efigie de Isabel II y que es parte de mi colección particular.

 

 

Frontal de carta circulada el 1 de febrero de 1860 con salida Gerona y destino Perpiñán (Francia). Franqueo sello 12 cuartos Isabel II emisión de 1860 cancelado con matasellos rueda de carreta nº 26 de la Administración de II Clase de Gerona, fechador salida tipo II 1857 de Gerona, fechador fronterizo francés de Le Perthus, marca francesa “5 c” (5 céntimos de franco) y marca PD (portes pagados).

 

Vuestros comentarios y opiniones pinchando aquí.

 

A veces te llevas sorpresas sin quererlo. Pienso, que quienes se dedican a la Historia Postal o la trabajan les habrá pasado lo mismo.

Hace poco compré un sobre con una censura postal de Bilbao. La censura en si no tiene ningún aliciente ni novedad, se puede destacar la buena impronta que tiene, pero poco más.

 

La filatelia puede ser asequible para todos los bolsillos. Sólo hay que arremangarse y ponerse a buscar.  Tal es el caso de unas cartas que encontré rebuscando con unos amigos en una maleta con cientos de ellas que podríamos calificar como “escombro postal” en la Plaza Mayor de Madrid.

Os deseamos un Feliz Año Nuevo y que este 2018 venga repleto de  

Salud, Paz, Felicidad y algunas alegrías filatélicas.