Alfonso XIII medallón, 4 Pesetas, error de color.

Escrito por Victoriano Martín Ortiz.

En la serie del Medallón se encuentra uno de los pocos errores de color auténticos de la filatelia española.

Se trata del sello de 4 pesetas impreso en el color del de 1 peseta, que tiene en el reverso la numeración A.166.262, correspondiente al registro de valores de una peseta. Solo se conoce un pliego y es, sin duda, una de las grandes piezas de las perforaciones privadas de la filatelia mundial.

No circuló ningún sello y se ha falsificado (bastante groseramente) con posterioridad. La primera noticia "oficial" de su existencia apareció en el ejemplar de diciembre de 1918 de ''Madrid Filatélico ''. Posteriormente, todas las publicaciones nacionales y foráneas se hicieron eco de la misma. Aparece en todos los catálogos mundiales.

Os presento el ejemplar de mi colección, muy bien centrado y borde de hoja, con certificado de Francesc Graus."

 

1/2 Real de Antillas, 1857

Escrito por Joaquín del Villar.

He decidido que la imagen de esta semana sea un tributo a un sello que siempre me ha gustado, se trata del valor de 1/2 R. correspondiente a la emisión de Antillas de 1.857 con la efigie de Isabel II.
 
El valor de 1/2 real de esta emisión es el mas interesante para estudios filatélicos, ya que la larga duración de esta emisión y el empleo de tres moldes con carácteristicas propias mas la limpieza con ácido de 1.862 hace que cada pieza filatélica sea diferente y casi única. La abundancia de marcas y canceladores la hacen interesante para los estudiosos de las marcas e historia postal. Su valor de mercado, en general barato tanto en nuevo como usado como barrado hacen que no sea un obstáculo el tema económico para su estudio y su colección. La abundancia de tipos diferentes de Falsos postales (13 tipos) lo hacen sumamente atractivo para quien quiera sumergirse en este apasionante tema.
 
Por otro lado, el escollo típico que nos encontramos los coleccionistas de Colonias Españolas, que es la escasez de literatura, está practicamente superada, pues existen interesantes libros, destacando los de Guerra Aguiar y las colaboraciones de Echenagusia con Guerra y con las publicaciones del grupo Edifil, con lo que el neófito al menos está arropado en sus primeras aproximaciones a esta interesante emisión.
 
La pieza que muestro, es un error de impresión, sin duda al patinar la plancha, de la cual no he visto imagenes en los libros mas usuales, aunque sí reseñada en catálogos. Se trata de una imagen curiosa, que me hizo mucha ilusión conseguir, y que me gustaría compartir con todos vosotros.

El valor de franqueo ''cero'' en mecanotelia

Escrito por Víctor M. Lacarta.

En su reglamento, la Federación Internacional de Filatelia prohibe el uso de los franqueos mecánicos con valor de franqueo ''cero''. Tomando la parte por el todo, mete a todos en el mismo saco y considera estampaciones ''de favor'' todas las improntas que puedan presentarse con este valor. Esa regla no me parece en absoluto razonable ni justa.

Son numerosos los supuestos en que el franqueo ''cero'' es perfectamente explicable y válido. Vamos a ver algunas:

1. Pruebas de máquina.
Son las estampaciones que el fabricante o el distribuidor de la máquina hacen en una cartulina (con o sin membretes), bien sea en la propia distribuidora o una vez instalada la máquina en las oficinas del cliente que la ha comprado. Estas pruebas se hacen para comprobar el buen funcionamiento general de la máquina, especialmente la óptima estampación de la impronta. Naturalmente, estas pruebas se hacen con valor ''cero''.

2. Error de franqueo.
Será el caso (nada raro) que el operario que maneja la máquina se equivoque al franquear una carta y estampe un franqueo ''cero'' y luego el error sea corregido, normalmente en la propia oficina de correos, añadiendo los sellos correspondientes por la tarifa que corresponda al envío.

3. Error de fecha.
Cuando el operario de la máquina no pone al día el bloque fechador de la máquina y en la impronta figura una fecha varios días anterior a la real del envío. En algunos países como Estados Unidos, Canadá o Inglaterra, Correos obliga al usuario a llevarse de nuevo esas cartas a su domicilio y volver a pasarlas por la máquina con la fecha correcta y con valor ''cero'', ya que estaba franqueada correctamente. Este tipo de error me gusta especialmente.

Muestro aquí un ejemplo del primer supuesto. Se trata de una prueba de la máquina Hasler matrícula 1410, propiedad de la Caja de Ahorros de la Inmaculada (parte superior de la imagen) y una carta regularmente circulada franqueada con esa misma máquina.

Victor M. Lacarta